Jueves 26 de febrero

Cuando me quedo solo en casa como ahora, bastan dos o tres dias para que a mi alrededor se instaure ese desorden que siempre me acompano en mis tiempos de soltero.un desorden que viene ademas con toda naturalidad, como si emanara de mi, y que constituye en realidad mi verdadero orden. en el dormitorio la cama destendida, camisas colgando de todas las sillas, libros tirados en el suelo, tres vasos en la mesa de noche con agua de dias,pastillas, ceniceros repletos de colillas, calcetines tirados debajo de la cama, chicles sobre el escritorio,, mas pastillas , boletos del metro,misteriosas llaves salidas no se sabe de donde, paquetes de cigarrillos amedio terminar,jebecitos, lapiceros sin carga,pilas de libros, un vaso con restos de gin de ayer, una taza de te con una colilla aplastada, monedas de varios paises…decorado que escruto con simpatia y una pizca de inquietud, sin atreverme a modificarlo,dejandolo librado a su propia descomposicion…

Julio Ramon Ribeyro

Advertisements

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s